Las adicciones y la codependencia de la familia.

Las adicciones y la codependencia de la familia.

La adicción a las drogas es una situación que no solo afecta al adicto, sino que también tiene consecuencias graves para su entorno y su familia. Los sentimientos de culpa, de frustración e impotencia que experimenta la familia alrededor de esa adicción puede producir un trastorno llamado CODEPENDENCIA.

El codependiente es el que se dedica a “cuidar” y a “salvar” a la persona en adicción involucrándose de una forma obsesiva en las situaciones y problemas del familiar adicto, frustrándose ante los repetidos fracasos (recaídas), llegando a adquirir conductas tan anormales como las del propio adicto.

El codependiente, puede llegar a perder control de su propia vida y de sus límites, invirtiendo toda su energía en el adicto, debilitando su propia identidad y viendo su vida a la luz de la vida de esa persona que ama y pretende “ayudar”.

¿Cuáles son los síntomas de la codependencia?

  • Estar siempre preocupado por complacer a los demás. Los codependientes sacrifican sus necesidades antes las necesidades de otros.
  • Dificultadas en decir que no o expresar sus inconformidades.
  • Baja autoestima.
  • Miedo a ser rechazado o abandonado.
  • Negación ante diferentes problemáticas.
  • Pasan el tiempo tratando de cambiar a las personas que aman.
  • Sienten la necesidad de controlar a las personas que están a su alrededor.

Estos síntomas se presentan primero con la persona adicta con la cual hay un vinculo afectivo y luego se transfiere a otras relaciones, generalizándose.

Paradójicamente, además, la familia afectada por una adicción termina produciendo un sistema de conductas que apoyan el desarrollo de la adicción, es decir, acaba facilitando la adicción de la persona enferma. La conducta codependiente, es una conducta enferma al proceso adictivo, pero además se convierte en un factor clave en la evolución de la adicción. Ósea que la codependencia promueve de manera involuntaria el avance de la adicción.

Lo anterior es un proceso que se llama “facilitación” y toma diferentes formas que transcurren desde colaboración, hasta la agresión.  Todo lo anterior hacen las relaciones familiares más disfuncionales, debido a que el sistema familiar se va enfermando, la comunicación se hace confusa e indirecta, de modo que es más fácil encubrir y justificar los comportamientos del adicto.

Por esta razón es estrictamente importante incluir a la familia en los tratamientos de drogodependientes.

Tomado de: https://www.centrobonanova.com